Saltar al contenido

Premio Nobel de Medicina para el picante.

Los investigadores David Julius y Ardem Patapoutian recibieron el Premio Nobel de Medicina 2021 por el descubrimiento de ciertos receptores que determinan la temperatura y el tacto. Sus conocimientos han hecho posible comprender cómo el calor, el frío y las fuerzas mecánicas pueden desencadenar los impulsos nerviosos que nos permiten percibir y comprender el mundo. Lo hicieron por curiosidad cuando sintieron el picante de los chiles y comenzaron una investigación que les permitió comprender cómo los percibíamos.

Premio nobel picante

Entender el picante como una sensación térmica


Como señaló la Academia Sueca en la ceremonia de premiación, Julius y Patapoutian ayudaron a “descubrir uno de los secretos de la naturaleza al explicar las bases moleculares y neuronales de las sensaciones térmicas y mecánicas, que son esenciales para nuestra capacidad de sentir, interpretar y participar del entorno externo así como con nuestro entorno interno.

David Julius y Ardem Patapoutian, ganadores del Premio Nobel de Medicina 2021 por el descubrimiento de los receptores táctiles y de temperatura nos enseñan que la percepción de sensaciones cálidas, frías y táctiles es crucial para nuestra supervivencia.
De hecho, los hallazgos de Julius y Patapoutian permitieron identificar los receptores presentes en nuestros sentidos – vista, olfato, gusto y sistema corporal – que son responsables de la recepción de los estímulos y su transmisión al cerebro.

“Los descubrimientos revolucionarios realizados por los ganadores del Premio Nobel de este año nos permitieron comprender cómo el calor, el frío y la fuerza mecánica pueden desencadenar los impulsos nerviosos que nos permiten percibir el mundo y adaptarnos a él”
Jurado del Premio Nobel de Medicina 2021
Tweet

Revelaron cómo traducir los sentidos en señales químicas, el idioma que habla nuestro cerebro.

Curiosamente, hasta antes de este importantísimo descubrimiento, todo lo que se sabía era qué parte del sistema nervioso era responsable de procesar la información sensorial que nos llegaba a través de los sentidos, pero no estaba claro cómo el cuerpo percibe estos estímulos y los traduce en señales químicas, el lenguaje que habla nuestro cerebro.

La capsaicina de los pimientos picantes: detonante de la investigación para el Nobel


Los ganadores Premio Nobel de Medicina 2021, por un lado, el bioquímico estadounidense de 65 años David Julius, como investigador de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), encontró y se fijó de forma bastante accidental en la capsaicina, un componente que los alimentos picantes como los chiles picantes, que son los responsables de la sensación de ardor en la boca, cuando los ingerimos.

Julius identificó el gen que codifica el receptor detrás de esta sensación de calor, la proteína TRPV1, y descubrió que es el mismo responsable que produce el picante e boca. Este receptor, interviene cuando detecta un calor muy alto que podría quemar un tejido y envía una señal de dolor al cerebro.

Como muestra el Chiltepe (Capsicum annun) tiene altos niveles de capsaicina, un ingrediente utilizado en medicina. La terapia del dolor es una de las aplicaciones que se expandirá con el descubrimiento de los Premios Nobel de Medicina 2021.

El gen asociado a la percepción del picante es el mismo que se encarga de responder al calor.

Premio nobel medicina 2021 picante



Una vez que conocemos el mecanismo de percepción del calor, Julius se concentró en la búsqueda de receptores de frío y recurrió al mentol para este propósito. Y al igual que sucedió con la capsaicina, descubrió que el sensor utilizado para detectar este compuesto orgánico que se encuentra en la menta era el mismo que detectaba el frío. Y además, era muy similar al encargado de identificar nitidez y nitidez.

Los resultados tienen importantes implicaciones para futuras aplicaciones médicas, como el tratamiento del dolor agudo y crónico.