Saltar al contenido

¿Porqué me pica más el mexicano que el wasabi?

¿Te lo has preguntado alguna vez? Seguro que sí y no vas nada mal encaminado sobre cómo funciona el picante si te has hecho esta pregunta. Vamos a intentar resolverte esta gran pregunta que mucha gente como tu se hace. La cosa es que no todo es picante y ya, hay varios tipos de picante.

Te lo contamos todo a continuación, para que puedas distinguir y entender cómo funciona cada tipo de picante.

Tipos de picantes
Dime cuánto pica que no fio

El picante no es un sabor

Primero de todo vamos a dejar un par de conceptos básicos a cerca del picante.

El picante no es un sabor, sino que se percibe a través de los receptores del dolor, una de las razones por las que cada vez se necesita más para lograr el mismo efecto en el consumidor.

Por lo que cuando hablamos de picante (también conocido como pungencia) hablamos de escozor agudo, de productos hortícolas como pimientos picantes o jengibre, que se percibe mediante el sentido del gusto al entrar en contacto con algunas sustancias, principalmente la capsaicina.

El picante es en esencia dolor

Ahora que sabemos qué es el picor (DOLOR) toca entender cómo s produce esta sensación:

Al entrar en contacto la capsaicina con la lengua, los receptores del dolor se activan y advierten a nuestro cuerpo de que esto está sucediendo. Le mandan un mensaje al cerebro:

“La comida no es buena para nuestro cuerpo.”

Este dolor puede producir después una sensación de alivio a nuestro cuerpo. Al darse cuenta que ese alimento no va más allá de un simple escozor, nuestro cerebro se tranquiliza y puede causarnos incluso un cierto placer posterior. Por eso mismo nos gusta tanto el picante.

Los 4 tipos de picante

Hay diferentes tipos de substancia que provocan el picor en boca, que se encuentran en alimentos tan diversos como la pimienta, el jengibre, el wasabi, el ajo, etc. Existen varias familias de pungencia, dependiendo del componente químico que lo provoque: alicina, capsaicina, piperina, isotiocianato de alilo y gingerol.

Capsaicina:

No hay mucho que explicar, es la más común y posiblemente la más fuerte. De hecho el picante de los alimentes se mide en la escala Scoville y se determina por la cantidad de capsaicina que contiene.

Puedes leer más sobre la Capsaicina en este artículo: La escala Scoville y la capsaicina.

El picor de la capsaicina es intenso y puede parecer que va a más según el grado. También es duradero. El típico de los chiles o las salsas picantes que se comercializan.

Piperina

Es el picante terroso y aromático que podemos encontrar en los granos de pimienta. Resalta el sabor de las carnes y aporta también un toque aromático a cualquier plato. Por eso mismo se utiliza cada vez más en la gastronomía moderna.

Esta sustancia se encuentra en la capa externa de la fruta de la pimienta negra. Lo podemos encontrar incoloro o en ocasiones amarillo.

Descubierto por Hans Christian en 1819, también se utiliza en la medicina Chino e hindú. Donde se usó no solo con fines digestivos, sino también analgésicos.

Estudios recientes han demostrado que bloquean la formación de células de grasa. Por eso es posible que hayas escuchado que la pimienta se usa como quemagrasas para adelgazar. Si encima lo combinas con cúrcuma tienes un potente quemagrasas natural que funciona de verdad.

Alicina

Básicamente se encuentra en el Ajo, por eso el allioli es picante e incluso el hummus. pero para poder encontrar la Alicina debemos machacar o cortar el ajo y espera unos 5 minutos, luego ya baja toda la intensidad.

Al romperse o macharse se genera la alicina al juntarse dos substancia del ajo. El picor que produce ya lo conoces, tiene un toque muy leve picante y o dura demasiado en boca. Muy buscado para potenciar sabores.

Se ha demostrado que tiene propiedades antisépticas, capaz de acabar con algunos microorganismos.

Isotiocianato de alilo

Lo encontramos en verduras crucíferas como la col china, Brócoli, col, remolacha, …

En términos de picante, esta conexión también se encuentra en Wasabi y en Mostaza. Notarás su efecto como una sensación de picor que sube por tu nariz, alcanza tus ojos y te hace llorar. Por eso cuando te pasas con el wasabi moqueas y notas como se despejan las fosas nasales.

Una de las grandes virtudes de esta conexión es su calidad. Quimiopreventivo, es decir, previene el cáncer en varios tejidos del cuerpo.

Gingerol

No tiene pérdida. Es el picante que podemos encontrar en el jengibre. Se trata de un picante muy fresco, nada fuerte.

A destacar que es antiviral, te ayuda a mantener a raya a los virus. Su componente activo también es antiinflamatorio y analgésico.

Se comercializan cápsulas de polvo de jengibre que dicen funcionar muy bien contra el dolor menstrual y las náuseas.